lunes, 23 de junio de 2014

Subida al Coriscao

Subida al Coriscao 23 - 06 - 2014

Coriscao. 2.234 m.

Ruta: Collado de Llesba, Cota 1800, Collado de la Guarda, Coriscao, Collado de Llesba.


Altitud max. 2.234 m
Altitud min. 1.606 m
Desnivel 628 m
Distancia 9 Km

El Coriscao es una bonita montaña que se eleva al noroeste del Puerto de San Glorio, entre León y Cantabria, y es un magnífico mirador de los tres macizos de los Picos de Europa.

Tras un intento de ascensión invernal el año anterior al pico, que hubo que abortar cerca del collado pasada la Peña Cascajal debido a la dureza de la nieve helada y la ventisca, prometimos volver a intentar esta cima y ésta era una buena ocasión para intentarlo. El día anterior subiendo al Joracao y al Valdecoro ya vimos que la cima estaba libre de nieve, pues esta vez no traíamos material para ello.

Desde un Valle de Liébana cubierto de niebla nos desplazamos a Potes y desde allí al Puerto de San Glorio, subida ya conocida de viajes anteriores, y de allí por la pista, al Collado de Llesba.

La meteo hablaba de tormentas por la zona pero el día estaba despejado y como no es una subida larga decidimos tirar para arriba y si las nubes decidían venir, dar la vuelta rápido, pero no hizo falta.


Mapa de Ruta (IGN 1:25.000)
Punto de partida: COLLADO DE LLESBA.
Para llegar al Collado de Llesba tenemos que llegar hasta el Puerto de San Glorio, fronterizo entre Cantabria y León, por la N-621, saliendo desde Potes por el lado cántabro o bien saliendo desde Riaño, por el lado leonés. Al llegar al puerto, una pequeña pista sube en un par de Km hasta el Collado de Llesba, donde hay un pequeño parking. VER EN GOOGLE MAPS

A primera hora llegamos al Collado de Llesba donde ya había un par de coches, en el poco espacio que hay para poder aparcar. Unos perros nos dan la bienvenida mientras nos ponemos los macutos para comenzar la marcha.

Seguimos la senda que sube a la cota 1800, marcada con un hierro verde, y al Collado de la Guarda. Desde éstos podemos ver bonitas imágenes de los Picos de Europa así como un mar de nubes sobre los valles cántabros, causante de la niebla que tuvimos que atravesar.

El Monumento al Oso desde Llesba
El Coriscao en el centro, desde el inicio de la ruta
Los Picos de Europa desde la senda
Mar de nubes sobre Cantabria
Picos de Europa desde la Cota 1.800
San Glorio y sus cumbres desde la Cota 1.800
Seguimos avanzando por la senda que nos lleva a bordear la Peña Gustal por su derecha, mostrándonos una caída de más de mil metros hacia el Valle de Liébana, mientras no le quitamos ojo a los Picos de Europa y al Coriscao, siempre al frente.

Macizo de Andara y mar de nubes
Bordeando la Peña Gustal
La senda nos cambia de vertiente hacia la leonesa y progresa entre partes herbosas y partes pedregosas hacia la Peña Cascajal, la cual bordea por su izquierda.

Camino a la Peña Cascajal
Senda por la que hemos venido de bordear la Peña Gustal
Bordeando Peña Cascajal
Las cumbres de San Glorio a nuestra espalda
El camino es cómodo y sin casi darnos cuenta estamos a punto de comenzar la larga subida que nos llevará a la antecima y posteriormente a la cima de Coriscao. La llevamos viendo un buen rato y sabemos que se hará larga, de modo que bebemos antes de empezar la subida y paso a paso nos ponemos con ella.

Panorámica desde el inicio de la subida
Collado de Llesba desde el camino a la antecima
Coriscao ya muy cerca
De camino a la antecima
Puertos de Áliva desde la subida
Ganando altura
La subida es empinada pero se hace bien. El terreno seco ayuda y tan sólo un pequeño nevero antes de la cima destaca sobre el resto del camino. 




En la antecima
Macizo Occidental de Picos desde las últimas rampas
Y esta vez lo hemos conseguido sin ningún problema. Hemos llegado a la cima del Coriscao (2.234 m) donde encontramos el vértice roto, que han vuelto a poner de pie, a tres montañeros comiendo junto a él y unas cuantas chovas locas por pillar algo de comer.

Las vistas de los tres macizos de los Picos de Europa son increíbles, a pesar de que han empezado a surgir nubes de ellos y alguna pasa entre los Picos y nosotros. Hacia la Montaña Palentina y Fuentes Carrionas también tenemos unas vistas espectaculares.


Cima del Coriscao (2.234 m)


Los tres macizos de Picos de Europa
Panorámica desde la Cima del Coriscao
Cumbres de San Glorio y Montaña Palentina desde la cima

Macizo de Ándara
Grupo de Peña Vieja
Torre Santa de Castilla



Comemos admirando las vistas y sin darnos casi cuenta se nos pasa una hora volando, de modo que viendo como las nubes que se han formado sobre los Picos empiezan a acercarse, decidimos comenzar el descenso antes de que estén más cerca.


Último vistazo antes de bajar
Bajando de la cima


Panorámica desde el final del descenso
A la vuelta seguimos la senda que bordea la Peña Cascajal, pero a la hora de bordear la Peña Gustal, la bordeamos por el lado contrario al de la ida, siguiendo una senda que nos lleva a un piornal muy crecido que en ocasiones nos dificulta la marcha.

Tras un tortuoso camino que atraviesa piornos de metro y medio conseguimos llegar de nuevo hasta la cota 1.800 desde donde volvemos a ver al oso y el Collado de Llesba.


Volviendo al Collado de Llesba
Monumento al Oso Pardo
Panorámica desde el Collado de Llesba
Ya que el Coriscao es un pico fácil y sin mucho desnivel, decidimos dar unos pasos más y subir al oso para despedirnos desde allí de la cima de hoy. Ya estuvimos la otra vez aquí, pero con algún que otro metro de nieve cubriendo las montañas.




Panorámica del Oso y el Coriscao
En el Collado de Llesba apareció un coche con cinco personas de cierta edad, que subieron a ver las vistas y a los cuales nos ofrecimos a hacerles unas fotos. A veces la vida te devuelve un buen gesto y ellos nos lo agradecieron regalándonos una botella de vino tinto para que tomáramos una copa a su salud. Buena gente.

Antes de marcharnos le dedicamos una última mirada al Coriscao y le damos las gracias por habernos dejado llegar a su cima esta vez, después del frío y lo mal que lo pasamos la vez anterior, cuando hubo que retirarse, pero en la montaña una retirada a tiempo es una victoria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada