martes, 14 de junio de 2011

Subida a Cabezas de Hierro

Subida a la Bola del Mundo, Cerro de Valdemartín y Cabezas de Hierro 14 - 06 - 2011

Bola del Mundo. 2.265 m. Cerro de Valdemartín. 2.283 m. Cabezas de Hierro. 2.374 y 2.383 m

Ruta: Puerto de Navacerrada, 1º Guarramilla, Bola del Mundo, Collado de las Guarramillas, Cerro de Valdemartín, Collado de Valdemartín, Cabeza de Hierro Menor, Cabeza de Hierro Mayor.


Altitud max. 2.383 m
Altitud min. 1.858 m
Desnivel 1110 m
Distancia 16 Km

Si hay una montaña en la Sierra de Guadarrama que es fácilmente reconocible, ésta es el Alto de las Guarramillas, más conocida por todos como la Bola del Mundo. Las antenas de radio y televisión de su cima se distinguen desde cualquier cara que se vean y en la distancia.

Las instalaciones que hay bajo esas antenas son las que dieron origen al nombre de la Bola del Mundo, pues desde allí en 1959 se retransmitía la señal de la única cadena de televisión que había en España en ese momento, y cuya emisión comenzaba con una imagen de la tierra y unas antenas que emitían señales desde el centro de España.

Cabezas de Hierro a su vez recibe su nombre por el mineral de hierro que hay en sus cumbres, y es la segunda montaña más alta de la Sierra de Guadarrama, tras Peñalara, siendo una doble cima con apenas 700 metros entre una y otra, y máxima altura de la Cuerda Larga.

En esta ruta recorremos junto a los amigos Saúl y Marta la mitad de una de las pateadas más clásicas de Madrid, como es la Cuerda Larga, completando entre la ida y la vuelta prácticamente la misma distancia que haciéndola entera, y acumulando un desnivel de 1110 metros en una ruta de las consideradas rompepiernas.

Mapa de Ruta (IGN 1:25.000)
Punto de partida: PUERTO DE NAVACERRADA.
Llegaremos subiendo al Puerto de Navacerrada bien por el lado madrileño por la M-601, que sale desde la A-6 a la altura de Collado Villalba, o  bien por la CL-601 subiendo desde el lado segoviano, por la Granja de San Ildefonso. Al llegar al puerto está el parking de la estación de esquí, donde podemos dejar el vehículo. VER EN GOOGLE MAPS.

Nuestra ruta comienza en el Puerto de Navacerrada (1.858 m), en el parking grande que hay nada más llegar al puerto. Desde allí nos dirigimos a la pista que sube junto a las taquillas de la estación de esquí, por su izquierda, hasta una de sus primeras curvas, donde sale un camino de tierra que sube de manera más directa que la pista.

Por aquí vamos ascendiendo en fuerte pendiente y por terreno resbaladizo, atravesando un par de veces la pista, siguiendo las vallas de madera que suben recto hasta llegar a la Primera Guarramilla, donde encontramos la Virgen de las Nieves y tras ella el TS de Guarramillas y un bar.


Subiendo con Navacerrada detrás
Virgen de las Nieves de la 1ª Guarramilla
Peñalara desde la subida
Pasado el Bar nos metemos en la pista de hormigón que en unos 250 metros nos lleva subiendo hasta las antenas de la Bola del Mundo, las cuales bordeamos por su derecha, para llegar al vértice geodésico que marca el Alto de Guarramillas (2.265m)


En la pista, con las antenas ya a la vista
La Pedriza y Embalse de Santillana desde la Bola del Mundo
Valdemartín y Cabezas de Hierro desde Guarramillas
Vista hacia Abantos y Navacerrada pueblo
Alto de Guarramillas o Bola del Mundo (2.265 m)
Desde aquí ya vemos los siguientes objetivos del día, de modo que bordeando el vallado de las antenas por su derecha, cogemos el sendero que baja hacia el Collado de Guarramillas (2.159 m) para ascender al Cerro de Valdemartín.


Peñalara
Dejamos atrás la Bola del Mundo
La Pedriza pasando sobre el Vestisquero de la Condesa
Cerro de Valdemartín desde el Collado de Guarramillas
Subiendo desde el collado por cómoda y pisada senda llegamos hasta el Cerro de Valdemartín (2.283 m), parte superior de la estación de Valdesquí, superando 124 metros de desnivel en unos 250 metros de subida.

Una caseta y una antena nos esperan en la cima y desde ella tendremos bonitas vistas de la zona de donde venimos.


Cabezas de Hierro ya está más cerca
Bola del Mundo desde el Cerro de Valdemartín
Cima del Cerro de Valdemartín (2.283 m)
Ahora emprendemos la bajada por camino entre piornos hasta el Collado de Valdemartín. 





Una vez en el Collado de Valdemartín (2.153 m) podemos ver la subida que nos espera hasta la Cabeza de Hierro Menor, que se ve agotadora. Serán otros 221 metros de desnivel por un terreno que comienza a cambiar la senda pisada por un camino que se va pelando hasta convertirse en pedrera. Por ella llegaremos hasta arriba.


Valdemartín detrás nuestro
Pedrera de subida a la Cabeza de Hierro Menor
Vista atrás llegando a la cumbre
El calor empieza a pegar fuerte y la subida se siente ya en las piernas. Cada uno a su ritmo llegamos todos al fin a un hito del que salen unos tubos de hierro. Esto indica que estamos en la cima de Cabeza Menor de Hierro (2.374 m).

Desde aquí la vista ya nos permite ver el vértice de Cabeza Mayor, al otro lado de un collado y bonitas vistas hacia la Pedriza y Peñalara.

Esta cima es evitable por su derecha según vamos, por un camino marcado por hitos, por si alguien quiere hacer cuerda larga y no quiere subir a todas las cimas.


Cabeza Mayor desde Cabeza Menor de Hierro
La Pedriza desde la cima
Cabeza Menor de Hierro (2.374 m)
Desde aquí tenemos apenas 700 metros hasta la Cabeza Mayor, debiendo descender hasta el collado que hay entre ellas. Para ello tenemos la opción de retroceder y bordear por donde comentamos antes o bien, desde la cumbre, descender por la pedrera por la izquierda, con un fácil destrepe por camino marcado con marcas de PR, aunque como las marcas son para hacerlo en sentido contrario, puede costar encontrarlas.


Destrepando hacia el collado
En el collado entre las Cabezas de Hierro
Y ya tan solo nos queda pasar una zona de piedras, donde nos esperaban unas cabras para darnos la bienvenida y tras ella veremos el vértice geodésico que alcanzamos por lo que queda de subida, ya fácil y cómoda, por terreno rocoso.


Comité de bienvenida
El vértice ya a unos pasos
Unos pasos y estamos tocando el vértice de Cabeza Mayor de Hierro (2.383 m), la última cima de hoy y la mitad de la Cuerda Larga.

Desde aquí podemos admirar grandiosas vistas de Valle del Lozoya, el Macizo de Peñalara, La Pedriza, la Cuerda Larga en ambas direcciones y prácticamente toda la Sierra de Guadarrama.

Un buen sitio para parar a descansar y comer, pues la vuelta será por el mismo camino y hay que subir todo lo que hemos bajado y viceversa.


Pueblos de la Sierra de Madrid, Valmayor y la Maliciosa
La Pedriza y Embalse de Santillana
Bola del Mundo y Siete Picos
Peñalara desde el vértice
Cabeza Mayor de Hierro (2.383 m)
Panorámica hacia la Pedriza
Panorámica hacia la Bola del Mundo, Mujer Muerta y Peñalara
Una vez recuperadas las fuerzas nos ponemos en marcha de nuevo, por el mismo camino que hemos venido. Descendemos hacia el collado que separa ambas Cabezas de Hierro y nos encaminamos hacia la Menor.


De nuevo hacia el inicio
Vistazo a Peñalara antes de partir
El grupo descendiendo
Nos despedimos de Cabeza Mayor de Hierro
Camino a Cabeza Menor de Hierro
En esta ocasión evitaremos la subida hacia la Cabeza Menor bordeándola por su izquierda, por el camino marcado y evitando subir para volver a bajarla de inmediato.


Bordeando Cabeza Menor
Volviendo al Collado de Valdemartín
Dejando atrás Cabezas de Hierro
Volvemos al Collado de Valdemartín y comenzamos a remontar hacia el Cerro de Valdemartín. A estas alturas ya las piernas pesan y el calor aprieta. Se notan las subidas y bajadas acumuladas en unos más que en otros, de modo que bajamos el ritmo.


Vista a nuestra izquierda
Volviendo a Valdemartín
El Cerro de Valdemartín y la Bola del Mundo detrás
La penúltima bajada nos lleva de nuevo al Collado de Guarramillas y nos paramos a beber y a preparar las piernas para la última subida que nos falta. La que nos devolverá hasta el Alto de Guarramillas de nuevo.


La Bola del Mundo desde el Collado de Guarramillas
Cara norte de la Maliciosa
Peñalara
Un último esfuerzo nos lleva a Guarramillas otra vez y termina con las subidas por hoy. Esta vez seguiremos por la misma senda que nos sube y llegaremos a un antiguo pluviómetro, reciclado como mesa de orientación, que hay al otro lado de las antenas de donde está el vértice.


Volviendo a la Bola del Mundo
Pluviómetro mirando hacia Siete Picos y la Mujer Muerta
Mirando a Peñalara
Mirando a Cabezas de Hierro
Mirando a la Maliciosa y la Bola del Mundo
Y ya tan solo nos falta la bajada final hasta el Puerto de Navacerrada. Para ello vamos a usar la pista de hormigón que baja desde las antenas hasta el mismo puerto, salvo algún pequeño atajo que usaremos para acortar alguna curva.

Es el camino más aburrido y largo para la bajada, pero también el más cómodo para los pies y las rodillas. A estas alturas ya estamos lo bastante cansados como para hacer mucho el cabra en la bajada.


Embalse de Navacerrada y Abantos desde la bajada
En la pista de hormigón

Atajando alguna curva
Siete Picos, llegando al Puerto de Navacerrada
Y llegamos al Puerto de Navacerrada hechos polvo . Alguno comenta que la ruta ha estado genial, otra que Antonio quería matarla con esta ruta... El caso es que nos hemos metido media Cuerda Larga pero casi como si fuera entera, con un calor sofocante y una día estupendo para hacer montaña.

Las piernas están cansadas por el desnivel acumulado y tanta subida y bajada, pero ha merecido la pena este recorrido hasta las Cabezas de Hierro, aunque no hayamos hecho la Cuerda Larga entera.

Ya solo falta volver a casa y celebrar las cimas del día con unas buenas cervezas para recuperar líquidos y sales y ver las fotos de los bonitos paisajes que hemos tenido la suerte de captar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada